Skip to main content

Full text of "Federico Rivero Scarani 2018 Reflejos de la oscuridad"

See other formats


“REFLEJOS DE LA OSCURIDAD 


Federico Rivero Scarani 



Sanguis est qui separat lux a tenebris. 



I 


Su agilidad es igual 

a la de un ángel 

la hizo bailar en la tarde 

con sus colmillos clavados al cuello 

sangró la tarde 

sangró la joven. 

Una voz lánguida y melancólica 
le decía en el desmayo: 

“siempre los hombres 
fueron esclavos de los hombres 
porque así lo exigían sus dioses 
durante milenios 
sacrificios”. 

Y en el crepúsculo 
sangró la tarde 
sangró la joven 
su palidez 
le mostró a él 

que nunca podrá amar a una mujer... 


II 

Hay secretos que guardamos tanto 

que los ocultamos hasta de nosotros mismos. 


III 

Las cosas que más intentamos ocultar 
son las más fáciles de ver. 


IV 

Nos pasamos transformando entre lo animal 
y el puro espíritu, 

recolectando el vértigo de los signos. 


2 






y 

1- Profundo silencio destilan las cosas. 

2- Hay mentiras que relacionadas con otras se acercan más 

a la verdad. 


VI 

Yo no estaré a salvo 
y ahora realmente te encuentras 
sumergida en la sopa animal del tiempo. 


VII 

Yo podría asegurar que el miedo 

es una mano de hierba 

que conduce el alma al Hades. 


VIII 

El que sostiene el misterio 
y destruye el dogma 
es un visionario. 


IX 

El ángel que hay en ti despierta 
a tu diablo que tiene envidia de su lujuria. 


X 

Eres una mañana de primavera 
que se aferra al invierno helado. 


3 









XI 

Muchas cadenas. Cadenas innumerables 
están soldadas al cielo y al pantano 
de los días inciertos. 


XII 

Tú eres aquello 

que los griegos, egipcios y sumerios 
alababan, 

matriz, origen, el principio de la nada. 


XIII 

De los dioses simplemente somos 
un resto de nostalgia. 


“DOS POEMAS POLÍGLOTAS DE AMOR” 
ÍA2 

XIV 

Te llevarán cálices oscuros y amargos 
te nombrarán con palabras de acero 
jugarán con tu cordura y tus sueños 
ellos, los inefables seres sin tiempo 
buscarán en la bruma tu nombre 
para hacer que éste se embriague 
y luchando como titanes saltarán 
sobre tu sombra querida, sin vacilar ..., 
pero a pesar de este sombrío augurio 
yo te elevaré con mi canto y mis besos 
a ti, querida princesa de un cuento 


4 








que escribirá una niña en mil años 
y estaremos presentes alma con alma 
más allá de la última sombra que lleva 
y nos amaremos entre nubes y ríos 
bajo el tibio sol y la luna llena. 

http://www.elpais.com.uv/cultural/poesia-xxx-federico-rivero-scarani.html 


(France) 

lis te donneront des cálices sombres et amers 

lis te nommeront avec des mots d'acier 

lis joueront de ta sagasse comme de tes reves 

Eux les étres sublimes, ils chercheront sans cesse 

Ton nom dans la brume our t'enivrer 

Et, luttant comme des Titans, ils sauteront 

Sans vaciller, sur ton ombre chérie 

Mais en dépit de ce sombre présage 

Je t'éléverai, moi, de mon chant et mes baisers 

Pour toi, princesse de ce conte qu'écrira en mille ans une petit filie 

Et nous serons nous deux, nos deux ames mélées 

Au-de la de l'ombre ultime qu'elle appoorte 

Et nous nous aimerons, entre nuages et riviéres 

Sous le tiéde soleil et sous la pleine lune. 


(English) 

The y will bring you dark and bitter c hafices 
The y will ñame you with words of Steel 
They will play with your sanity and your dreams 
They, the unspeakable beings without time 
will search your ñame in the fog 
to make it drunk 


5 





and they will jump fighting against titans 
o ver your dear shadow, without hesitation. . . 

But regardless this dark ornen 

I will raise you with my chant and my kisses 

you, my dear princess from a fairy tale 

that a little girl will write one thousand years from now 

And we will be present soul with soul 

beyond the last shadow that carries away 

and we will love each other among clouds and rivers 

under the warm sun and the full moon. 

(Traslation: Marcos Wasem) 

(Portugués) 

Levarao a ti cálices escuros e amargos 

serás no meada compalavras de ago 

brincaráo comtua prudencia e teus sonhos 

eles, os inefáveis seres sem tempo 

buscaráo teu no me na bruma 

para fazer comque este se embriague 

e lutando como titas saltaráo, 

sem vacilar, sobre a tua sombra querida... 

porém apesar deste sombrio augurio 

eu te elevarei com meu canto e meus beijos 

a ti, querida princesa de um conto 

que em mil anos escreverá urna crianga 

e estaremos presentes alma com alma 

muito alémda última sobre que leva. 

(Tradugáo Floriano Martins) 


6 





(Italiano) 

Ti porteranno calici scuri e amari 
ti chiameranno con parole d’acciaio 
giocheranno col tuo senno e i tuoi sogni 
loro, ineffabili esseri senza tempo 
cercheranno nella bruma il tuo no me 
per far si che esso si ubbriachi 
e lottando come titani salteranno 
sulla tua ombra amata, senza vacillare... 
ma nonostante questo fosco augurio 
io innalzeró col mió canto e i miei baci 
te, amata principessa di un racconto 
che scriverá una bambina in un millennio 
e saremo presentí anima con anima 
ben oltre Tultima ombra che porta via 
e ci ameremo tra nuvole e fiumi 
sotto un tiepido solé e la luna pie na. 

(Traduzione di Giuliana Manfredi) 

http://www.margutte.com/?p=15822&lang=it 


(Germán) 

Sie werden dir darbieten dunkle und bittre Kelche 
Sie werden dich benamsen mit Wortern aus Stahl 
Sie werden spielen mit deinem Verstand und Traum 
Sie, die unaussprechlichen Wesenohne Zeit 
werden deinen Ñamen suchen im Nebel 
um ihn trunken zu machen 

und sie werden herausspringen im Kampf gegen die Titanen 
über deinen teuren Schatten, ohne zu zimpern 


7 




aber diesem düstren Ornen uneingedenk 

Ich werd‘ dich erheben mit meinen Küssen und Gesang 

dich, meine teure Márchenmamsell 

dass ein kleines Madlein schreiben wird von nun an tausend Jahr 
und wir werden von Seel‘ zu Seel‘ gewártigt sein 
hinter demletzten Schatten, welche uns hinwegtragen 
und wir werden einander lieben unter Wolken und Flüssen 
unter der warmen Sonne und dem vollen Mond. 

(Traslation: Patrik Valouch) 

https://www.youtube.com/watch?v=bs2Fbl941Zc 


XV 

m 

Te seguiré hasta los templos del futuro 
escalaré peldaños de ónix y de cemento 

algo en mí comenzó a asustarme 

son los vientos de la última tormenta 

pero igual te seguiré porque eres mi hada 

andaré a tientas por latitudes sureñas 

seré un engranaje bien aceitado quizás 

igual te seguiré hasta que me diga basta 

aléjate de mi vida de mi aire y de mi sueño 

o quizás ofrezcas tus días para mi consuelo 

en el oasis de la vida te seguiré princesa. 

(France) 

Je te suivrai jusqu'aux temples du futur 


8 





Je gravirai les marches d'onyx ou de ciment 
Quelque chose en moi s'installe et me fait peur 
Ce sont les venís de la derniére tempéte 
Mais qu'import! Je te suvrai parce que tu es ma fée 
J'irai méme á tátons jusqu'au fond du grand sud 
Peut-étre te serai-je engranage bien huille 
Je te suivrai jusqu'a t'entendre me dire assez 
Eloigne-toi de ma vie de mon ir et de mes reves 
Ou peut-étre offres-tu tes tours pour ma consolation 
Dans l'oasis de la vie je te suivrai princesse. 


(English) 

I will follow you to the temples of the future 

I will climb the rungs made of onyx or concrete 

Something inside me began to frighten me 

They are the winds of the last storm 

Nevertheless I will follow you because you are my fairy 

I will walk groping around Southern latitudes 

I will be a well oiled gear, maybe 

I will follow you anyway until you tell me to stop 

Keep away from my life, my air and my dream 

Or perhaps you will offer your days for my relief 

In the oasis of life I will follow you princess. 

(Traslation: Marcos Wasem) 


(Portugués) 

Te seguerei até os templos do futuro 

escalarei degraus de ónix ou de cemento 

algo em mimcomen§ou a me asustar 

sao os ventos da última tormenta 

mas igual te seguerei porque vocé é minha fada 

andarei tenteando pelas latitudes do sul 


9 





serei urna engranagem bem azeitada tal vez 
igual te seguerei até vocé me dizer chega 
afasta-te da minha vida do meu ar e do meu sonho 
ou acaso ofere§as teus días para meu consolo 
no oasis da vida te seguerei princesa. 


(Tradugao Floriano Martins) 


(Italiano) 

Ti seguiré fino ai templi del futuro 
saliró gradini di ónice e cemento 
qualcosa in me cominció a spaventarmi 
sono i venti dell’ultima tormenta 
pero lo stesso ti seguiré perché sei la mia fata 
andró a tentoni per latitudini meridionali 
saró un conge gno ben oliato forse 
lo stesso ti seguiré finché non dici basta 
via dalla mia vita dall’aria e dal mió sogno 
o magari offri i tuoi giorni per il mió conforto 
nell’oasi della vita ti seguiré principessa. 

(Traduzione di Giuliana Manfredi) 

http://www.margutte.com/?p=15822&lang=it 


(Germán) 

Ich werd‘ dir folgen zu den Tempeln der Zukunft 

Ich werd‘ die Sprossen erklimmen aus Onyx oder Zement 

Etwas in mir rührt mich mit Schrecken an 

Dies sind die Wolken des letzten Sturms 

Unerachtetdessen werd‘ ich dir folgen, weil du meine Fee bist 

Ich werd‘ herumirren in den südlichen Breiten 


10 





Ich werd‘ ein gut geóltes Getriebe sein, vielleicht 

Ich werd‘ dir solange folgen, bis du mich gemahnst zum Stillstand 

Lass ab von meinem Leben, von meinem Atem und meinem Traum 

Oder womoglich bietest du an deine Tage fiir mein Rasten 

in der Oase des Lebens folge ich dir, Prinzessin. 

(Traslation: Patrik Valouch) 

https://www.voutube.com/watcf0hfa8fWJk3wDpaA 


XVI 

Aquel que sostenga 
que tanto el olor como el sonido 
poseen el espacio por naturaleza, 
se deberá convencer de su equívoco 
pues con sólo buscar 
el lado izquierdo o derecho 
de un sonido (tal vez el canto 
de un pájaro furtivo), 
o imaginarse un perfume al revés 
como un jazmín dado vuelta, 
caerá en el abismo metafísico 
que del filósofo es un infierno. 


xvn 

Por lo general de un pensamiento se pasa al siguiente 
y en ocasiones no se sabe cómo fue 
la relación que entre ellos se da. 


11 





Es similar a cuando alguien encontrándose en una calle 


la cruza sin saber cómo lo hizo. 


xvm 

Sal de lágrimas de mil ángeles 
que tiene en su origen 
la destrucción. 

El Resucitador te traerá la mala suerte 
de tus ancestros 

hasta que te persignes mirando hacia el sur. 
Voces de amantes antiguas te cercarán 
entre las brumas 
de los dioses sin tiempo. 

Desde la Oscuridad escucharás la voz 

de ella que te guiará 

hacia el amanecer de auroras verdes. 


XIX 

Estropajo, cadáver perdido 
mugre y papeles nylon 
vereda sin limpiar 
paro, paro, paro 

reivindicaciones cocaína y Miami 
hambre mal entendida 
niños locos y violentos 
pordioseros tirados hyundais flotantes 
mujeres alteradas golpeadas 
hombres borrachos 
sol playa ozono ultravioleta 
recuerdos del último adulterio 


12 





sonrisas aplausos mañana a sufrir 
¡y no te hagas el pendejo! 


El vértigo azul de un cometa expulsado 

los ojos de Betty Da vis con escalofríos 

las flores de uranio en mi jardín emotivo 

tus pasos callados en la habitación 

los hombres y mujeres podridos 

de ir al trabajo que agobia 

el cielo de marte azul rojizo 

los peces cuyas bocas los matan 

las lágrimas de la mujer golpeada 

un sueño pegajoso embrionario mutilado 

la escarcha de invierno en los pastizales 

la voz del amigo que te aconseja 

la luna lunera que cuelga del cielo 

como de cromo una bandera 

el silencio de los amantes 

las olas rugientes rompiendo contra las rocas 

pájaros que cantan a toda hora 

poema caído desde el cerebro 

espíritus de seres queridos que 

nos visitan callados en la noche 

asesinos y ladrones bebiendo cerveza 

tatuajes en el alma podrida 

pordioseros enfermos de la cabeza 

sin alimento y con pegada miseria 

burgueses embrutecidos por el confort 

yupis que se creen seductores 

cuando en realidad son cadáveres insepultos 


13 




chicas que seducen con sus ropas 

están condenadas por la vanidad 

Naturaleza extinguida impunemente 

elite de columnistas que escriben en los diarios 

y están condenados a servirle al sistema 

sistema que es un entramado de sistemas 

el Jardín de Medea donde se convierten 

en estatuas los vicios de cada día 

desocupados comidos por el hastío 

sin esperanza en este infierno terrenal 

capitalismo que devora vidas y naturaleza 

los indiferentes con lentes oscuros 

consumismo que hasta las venas sangra 

grafitis en los muros que no dicen nada 

insultos de cuadros de fútbol pegados en las paredes 

vandalismo de fin de semana, alcohol, drogas y alienación 

sueldos miserables para los trabajadores 

los miserables guardosos de los supermercados 

que explotan a sus empleados 

todo el año es carnaval en Uruguay. 


XXI 

UNA VARIACIÓN DEL POEMA “Las vocales” de A. Rimbaud. 

A azul, E amarilla, I roja, O verde, U negra, vocales, 
sus orígenes escapan a los sentidos humanos; 


14 





A, azul mar que lame las orillas blancas con su espuma 
y del cielo su color más antiguo que la humanidad. 

E, amarillo sol que despunta en el horizonte reluciente 
donde van los pájaros a embriagarse de luz y calor. 

I, roja como la sangre inquieta de los enamorados 
durante la primavera, crepúsculo vespertino bermejo 
que toma de la mano a la noche para que se instale 
sobre los seres y las cosas con sus estrellas y lunas. 

O, verdes campos y colinas de mi país al sur del hemisferio, 
ojos glaucos de mujer que seduce a hombres y mujeres, 
verdes plantas de jardines emotivos donde florecen jazmines. 

U, negra noche colmada de hastío, con la soledad pegada 
como una negra mancha en la espalda, negra sombra 
de peligros nocturnos donde las rameras conversan con los asesinos 
U de viento ululando por las ruinas de oscuros terrenos uliginosos. 
Todas ellas se unen en una correspondencia vedada al hombre. 


XXII 

Los dioses te crearon 
te enseñaron 
alguno se enamoró de ti 
otros te envidiaron 
y lanzaron pestes y terremotos. 

Los dioses no olvidan 

juegan, a veces, contigo hasta marearte 

cambian de forma 

y te seducen 

en ocasiones bestialmente. 

Los dioses te necesitan 
para poder existir 


15 




en este universo con lunas. 


XXIII 

Yo soy la oscuridad, el desterrado, el antiguo, 
el ciudadano en un edificio abandonado. 

Mi signo ha muerto en la oscura noche 
de mi melancolía, se ha apagado. 

En la consoladora noche tú me has arrullado 
con tu tibieza de mujer bondadosa, 
y una flor crece dentro de mi pecho: 
es una rosa que en la enredadera reposa. 

¿Soy tu amor, soy tu dios, o un poeta? 

El beso de Atenea en mi frente poseo; 
yo deambulé en los rincones de la magia... 

Y he navegado con Flegias sobre la laguna Estigia, 
recitando a intervalos versos mientras las almas se quejan, 
pero callan cuando un mortal su pena lleva. 


XXIY 

Te sostuve en el infinito y hasta en el invierno cruel 
pasaron los tiempos 

y la avenida perfumada nos unió como en un principio 

intuiste el desafío 

que el amor te predispone 

ahuyentaste temores falsos cariños y viéndome 

pediste una isla donde ocultarte 

de los sonidos agudos de las esfinges. 


16 





XXV 

Se muere entre tus manos con óxido, 
el corazón, húmedo planeta de emociones, 
ungüentos mágicos de Jericó. 


XXVI 

Antes de que la falsa aurora apareciera sobre la tierra, 
aquellos que sobrevivieron al huracán y a la tormenta 
alabaron al Elegido, 

y a ellos se les aparecieron los heraldos de la aurora. 


XXVII 

Las palabras que se dicen con el corazón 
carecen de un lenguaje para manifestarse, 
quedan atrapadas antes de ser pronunciadas o escritas, 
y es por medio de los ojos que pueden leerse. 


XXVIII 


a Camila Olmedo 

Soy un poeta pobre mas no un pobre poeta, la miseria me destila los días, sin 


17 







embargo en mi alma se explayan flores METÁLICAS, ¡qué cansado estoy a 
veces!, escribo porque es mi condena, escribo porque es mi absurdo pacto 

CON LA OSCURIDAD, 

no tengo ni una moneda, no tengo ni una palabra que me aliente, excepto LA 
TUYA, AMOR, la tuya que con su claridad ilumina el habla como cuando se 

abre el alba 

tiñendo con su luz CADA RINCÓN. 


XXIX 


Corro 

Me pierdo en el corredor 
Sigo la esquina escindida 
Lasendadesconocida 

Evito mirara hacia atrás 

Y mi miedo disfrazado de huida 

Y en un instante 


En una encrucijada 
Del laberinto, atrapado, 

Y sus aristas 


Desesperado 


Me veo 


Venir 


Desde el otro lado. 


Hacia mí 


18 





XXX 


“MANSO COMO UN MALDITO”, (frase de un poema en prosa de 
Charles Baudelaire). 

Soy oscuro como un pozo, como el agujero de una tumba. Soy profundo 
como el espacio sideral y el abismo de los océanos. Olvidé la lengua de los 
ángeles y mi origen. Soy una entelequia que pronuncia tu nombre durante las 
tormentas; no me apiado de nada, no tengo consideración. Las tinieblas se 
introdujeron en mí como un licor maldito, y respiro gas y me hago tajos en las 
muñecas. Soy la oscuridad, pertenezco a ella. Me envuelvo como en una 
sábana y medito y maldigo. Tengo las manos crispadas de pedir la calma que 
nunca llega; pero mi corazón es tan negro que expía culpas. Soy un charco de 
agua negra sobre el pavimento urbano, un charco de agua sucia en los arrabales 
donde el puñal es mi dedo. No entiendo las cosas simples, no me interesan; la 
furia me da una lucidez que envidian los profanos. Soy nocturno y tengo la piel 
del color de la luna. Me escondo de los demás porque no los tolero, no 
entiendo su lenguaje. Abro tajos en mi piel como quien hace zanjas y vos no te 
asustas porque hay algo de esto que te atrae, te deslumbra y no soy luz ni calma 
ni consuelo. Soy antiguo como las pirámides. Abro el ropero donde están mis 
juguetes en llamas. Y los colecciono para una futura vida sin luz. Soy un 
coleccionista de momentos deprimentes, de fotografías abyectas de miradas de 
manicomio. Nadie me busca porque los repelo, por eso me escondo en mi 
habitación durante semanas enteras, no soporto el día, no soporto al hombre. 


XXXI 

La corrupción, la indiferencia y el egoísmo 
perforan nuestras almas taladran nuestras mentes 
en tanto el siglo se va licuando 
entre lágrimas que se irán secando. 

Duro es el camino por los hangares 
de la ilusión desnuda 


19 




por la ruina de desidias aplicadas 
dormimos con el revólver en la almohada 
y castigamos severamente al distinto. 

Rueda la fortuna entre escombros de amarguras 
y la vanidad renguea entre los jardines encarcelados. 


XXXII 

“ÁNIMO PARA UNA MUJER DESESPERADA” 

Mi amor, no te dejes arrastrar por las brumas 
del dolor, que negras primaveras son 
asolando las mañanas puras, 
entristeciendo con su mortaja el corazón. 

Vuélvete de espaladas al sentir 
el graznido de los pájaros enfermos, 
evitando su monótono repetir 
que concluye en un despreciable 
y trágico vuelo. 

¡Ay, mi amor!, si creyeras en la magia 
de una mirada, en la calidez de la palabra 
y en un buen sueño compartido, 
estarías viendo el único paraíso 
tan cercano y tan lejano de nosotros, 
que desapercibido pasa 
por las lágrimas diáfanas de tus ojos. 


20 





XXXIII 


Es suficiente que el Mal le espute a la cara del Bien 
un aire caliente y hediondo de un pecado, 
para que el Bien se empañe y se quiebre 
en su delicadeza, 

rompiéndose como el tallo de una flor silvestre, 
marchitándose como el azahar. 


XXXIV 

El tiempo no es un hilo al cual se le puede hacer nudos 
como para medirlo; 

el tiempo es un plano oblicuo que fluye 
y que la memoria tiene la capacidad de moverlo 
y aproximarlo, para que, de esta manera, 
él pueda describir los hechos de la vida, 
y del pensamiento, que se manifiesta a través de la escritura, 
del arte, la ciencia y la religión. 

De esta manera el tiempo deja su marca, 
sus signos, 

aunque siga fluyendo como un río. 


21 





XXXV 


Se me apareció resplandeciente y radiactiva 
porque soy el último minuto del reloj, 
en nuestra piel está escrito el destino en latín 
con letras góticas; ¡si al Cielo me pudiese elevar!, 
no estaría en el fango sumergido de este mundo abortado. 
Y por eso te apareces ante mí con tus luciérnagas 
en el sueño de inconclusos corredores te encuentro 
después de tantos años, estás cambiada para mal, 
fuiste un hada y ahora eres una bruja cansada 
de tanto andar deambulando por los sueños ajenos; 
conjurándote al amanecer busco una luz que me guíe 
salvándome de tus ojos celestes sin savia que llore 
como una enorme tormenta acostada en el sur. 


XXXYI 

Los amantes se miran a los ojos 

con la plenitud de un atardecer, 

caminan como si flotaran 

sobre lagos de agua congelada 

y se abrazan con la fuerza de una enredadera, 

son admirados por los pájaros 

y los perros callejeros que se les acercan, 

no titubean en besarse bajo la luna 

o bajo el venenoso sol del estío, 

los amantes comunican con caricias 

sus deseos y secretos, 

y siguen doblando a la derecha de un ciprés 
eternamente guarecidos de la lluvia 
hablando vaya a saber qué silencios, 


22 




qué confesiones, qué misterios, 
los amantes buscan en la sombra 
el refugio para sus besos de caramelo 
y aun durante el día no esconden sus caricias 
ni sus promesas de que todo sea cierto, 
a veces la gente cuando los ve pasar 
se calla observándolos maravillada 
como si fulgiera una luz sobrenatural 
desde sus cuerpos amarrados, 
y sus fuerzas se extienden sobre el camino 
y no piensan cuánto falta de muerte 
que como sombra va quedando atrás. 


XXXVII 

“(Donde aúllan las esfinges)” 

UBI ULULANT SPHINGES 

Desperté en la pesadilla de un nuevo día 

la mañana es un estado mental 

me propongo mientras 

busco mis zapatos que me llevarán 

a la jornada de un día más colgado 

en el almanaque 

colgado iré en el ómnibus 

como un embutido 

colgado como los poetas que sufrieron 

estos días cuyas pesadillas blancas 

arenas del hastío 

hielos de las soledades 

de escritura y poemas y música venenosa 

UBI UUUNAT SPHINGES 


23 




UBI ULULANT SPHINGES 
UBIUUUUANT 

volver y revolver andar en la ciudad 

de las esfinges calladas 

el nuevo Egipto despierta de la pesadilla 

para sumergirse en el Nilo de la pesadilla 

turbia 

angosta 

adusta 

imbécil y resentida 
húmeda gris cielo encapotado 
sol reumático de Heliópolis 
sobre desocupados y malandras 

brillando histérico en los cardúmenes de automóviles siniestros 

como dirigibles o cucarachas 

Nuevo Egipto despertando a la pesadilla diaria 

DONDE AÚUUAN UAS ESFINGES. 


XXXVIII 

Quién tiene la visión 
o el oráculo para saber 
cuándo la vida 

empieza a seducir a la muerte. 

Sólo tengo los sentidos de la vida 
para buscar con los pliegues de mi alma 
el sentido universal 
el criptograma 
la ausencia... 


24 





XXXIX 


He cruzado noches cubiertas de iniquidades 

he caminado por calles de violentas protestas 

he soñado con pesadillas pegajosas embrionarias 

me extasié con licores venenosos selenitas 

encadenado a la soledad bebí largos tragos con Ella 

hallé un ángel en el vientre de una mujer 

y supe que fue un regalo divino 

aplasté cucarachas contra la pared y escuché 

el lamento de seres que perdieron el juicio 

me mojaron las tormentas de invierno y estío 

reflexioné sobre la restinga envuelto en espuma y yodo 

besé cien veces y más el crepúsculo vespertino 

lo pinté buscando los colores adecuados a mis emociones 

obligué al llanto y al dolor tajeando con palabras 

corazones almas labios que me desearon 

fui capitán y náufrago de mi destino 

invoqué deidades imposibles y planté flores sencillas 

nunca el Cielo se encarnizó conmigo 

sin embargo yo lo hice con él, blasfemias, muertes 

cotidianas astillando mi cabeza con vidrios oscuros. 

He cenado con la Locura sentada en mis piernas 
y la inj urié y la halagué hasta el hastío 
me mordió durante las noches carnívoras 
pero disfruté de sus malvados encantos hasta que 


25 



no pude más ... casi no puedo más. 

He charlado con la Muerte metafísicamente 

y me entendía porque sí, simplemente 

fumé cigarrillos de gas sarín entre escombros 

y tatué mis brazos con afiches de desaparecidos. 

He perdido una joya que el mismo firmamento 

desearía poseer para adornar sus estrellas 

igual encontré en el fondo del túnel 

de este tren que me lleva por estaciones extrañas 

tu belleza que me esperó con las manos tendidas 

con los ojos de cielo perdido 

y con una voz que obliga a los arcontes a escuchar. 

He andado por latitudes sureñas 

siendo un engranaje bien aceitado quizás 

pero en el oasis de la vida no te hallé, princesa. 


XL 

No soporto el silencio agudo de los serafines. 


XLI 

Las máquinas se detienen 
con pavor 
ante el mar 
y su color. 


26 






XLII 

Quisiera darle un nombre a la lluvia. 


XLIII 

Te deseo tanto 
que el cielo 

derrama semen de aurora. 


XLIV 

ALIQUOT POETAE VENDUNT SE ANIMAM A PRETIO MISERAE 
MORALE. 

Algunos poetas venden su alma al precio de la miseria moral. 


XLV 

Cuando la Muerte acecha y espera 

igual al buitre sobre el árbol, 

el hombre desahuciado quizás se hace preguntas 

trascendentales y existenciales 

cuyas respuestas tal vez estén en el delirio de la agonía. 


XLVI 

“VISITANDO A LA AMADA “ 

Esta vez iré a tu casa en la noche con un ramo de flores de baquelita; te diré 
mi amor en cuatro idiomas mientras un pájaro nocturno canta su melodía de 


27 







ensueño. Te besaré en el zaguán y charlaremos sobre amores frustrados y 
primaveras. Nos acariciaremos los rostros, esos que en la vida cotidiana 
mostramos. Te traje de regalo un perfume oscuro y floral que perteneció a mi 
abuela andaluza. Tus encantos femeninos son tan bellos como un crepúsculo de 
enero. Tus manos perfumadas como jazmines y pequeñas iguales a las tórtolas. 
Tu alegría supera todas las tormentas, brillas en las tinieblas, ríes similar a un 
arroyo desbocado de su cause y que desemboca en el mar, amantes de 
milenarias existencias. Soñamos juntos con golondrinas que vendrán y serán 
las mismas que nos vieron amar en la habitación de tules azules. Te acerco a mí 
y te tomo de la cintura; tu aliento de cedrón me agita el corazón. Los labios se 
rozan, se juntan, se abren y flotamos en el zaguán, levitamos como por gracia 
divina. Y pienso que algún dios nos está inspirando y al mismo tiempo escribe 
en su tabla de arcilla un poema sobre nosotros que luego leerá en los festines 
olímpicos. Es hora de despedirme; te acaricio el cabello y me rozas la mano 
con tu mejilla. Debo irme porque quiero llegar a casa para escribir, igual que el 
dios, un poema donde yo te adoro y tú me alegras la existencia con tu presencia 
de princesa celta. 


XLYII 

Los Románticos denominaban Melancolía al estado de Depresión, 
enfermedad que es un cáncer para el alma. Ese estado mórbido los llevó a 
componer obras de arte, estimulados por alguna sustancia tóxica o alucinatoria 
que los transportaba hacia regiones del espíritu vedadas al hombre cuerdo y 
sano. Los Románticos eran unos sujetos enfermos: por la época, por el clima, 
por sus amores, por la realidad. La Melancolía los arrastraba hacia su limbo y 
los instaba a componer con un desmayado espíritu y una lucidez febril que los 
hombres comunes carecían. Sus pálidas almas encontraban en el arte la 
alquimia de sus verbos íntimos y personales, podían desahogarse tocando el 
piano, pintando o escribiendo mientras la Melancolía los acariciaba como una 
amante triste. 


28 





XLVIII 


ANTENOCHE, JUGLARES SOMBRÍOS 

antenoche, los juglares oscuros cantaron 
derramaron sus cálices amargos 
de poesía 

maldijeron el tiempo en que estamos 
tras una cortina de humo 
bajo luces de neón 
antenoche, las eléctricas guitarras 

gritaron, 

inflamaron los pechos 
lloraron rencor 
satisfaciendo las demandas 
del público y del alcohol, 
los monjes en sus sayos 
elevaban las manos al cielo 
y los juglares malditos 
rieron de contento 

mientras tu foto yo quemaba 
y el bajo sonaba en el cieno 

mientras tus versos rogaban 
que fueran prendidos fuego, 
antenoche, sí, creo que fue antenoche, 
cuando la noche mordió mis piernas 
y no pude correr 

(juglarescas carcajadas) 
fugit irreparabile tempus 

y lo quise alcanzar 

para llevártelo en un estuche 

donde quiera que estés. 


29 



hoy estoy herido como un perro con sarna 
e intenté atravesar el espejo, 
fue en vano 

solo lo logré en el sueño. 


XIL 

Nuevas hogueras habrá 
ha comenzado una Nueva Era: 
la de la Tecnología Ética. 

Como sucedió 

hace millones de años 

otras miradas se abren 

rompiendo los huesos del cráneo 

en estos Tiempos 

de auroras de baquelita y titanio. 


L 

Los árboles comenzaron a traducir 
el enigma callado del atardecer 
en el casto vuelo del pájaro 
y en la lluvia hambrienta de tierra. 


LI 

El verdadero poder no viene del odio, sino que viene de la verdad 


LII 

Me envuelve un viento digital 
como a una estatua de uranio; 
espero la lluvia 

para que el viento no me haga daño. 


30 







No es resignación sino que acepto 
la condición que se me ha asignado. 


LUI 

Cuando la Muerte acecha 
y espera igual al buitre sobre el árbol, 
el hombre desahuciado 
se hace preguntas trascendentales 
y existenciales 

cuyas respuestas tal vez estén 
en el delirio de la agonía. 


LIV 

Vienes y te vas igual a las estaciones 

el otoño te queda en los ojos bello 

y la primavera retoña en tus manos de flores. 

Vienes y te vas aunque esos ojos 

que te miran desde la foto 

te causen miedo, el temor de perderte 

dejándome apenas solo el recuerdo. 

Y yo te extraño como a la escarcha la mañana 
de un invierno que no se va más...; 
de ti me quiere alejar, y me niego 
como el Ángel Rebelde en el Cielo 
a olvidarte como a un dulce sueño 
y es por eso este canto sin paz. 


31 






32